A-3.1.PILOTE CILÍNDRICO DE HORMIGÓN ARMADO IN SITU.

REFERENCIAS: 1.Suelo apto para fundar según estudio de suelo. 2.Punta acampanada, diámetro s/calculo. 3.Inclinación de campana 60 grados. 4.Fuste del cilindro. 5.Armadura principal s/calculo. 6.Estribos elicoidales s/calculo. 7.Cabezal de Hormigón Armado s/calculo. 8. Viga riostra o viga porta muro s/calculo. Ej:20cm x 40cm 2ø8+4ø12 est.ø6c/20cm.

TIPOS: Según los estratos del terreno usaremos dos tipos de pilote: Por punta, son los que llegan hasta un estrato del terreno resistente y las cargas se transmiten principalmente por punta. Por fuste, son los que no llegan a un estrato con buena resistencia y transmiten la carga al terreno por el rozamiento o fricción a lo largo del fuste.

PILOTES IN SITU: –Pueden alcanzar profundidades de 5m hasta los 30m, y un diametro de 0.30m a 1.00m. Las excavaciones se realizan mecánicamente con hélice. LLegada a la profundidad deseada, una herramienta especial, incorporada a la maquina perforadora, ejecuta un ensanchamiento en el fondo del pozo, para encontrar mayor superficie de apoyo en su fondo. Posteriormente, se introducen las armaduras necesarias de acuerdo al  calculo en el interior del pozo, con sus correspondientes separadores para proceder luego al llenado del hormigón estructural.-Si se trata de hormigón en seco (no hay aguas subterráneas), se hormigona por medio de una tolva y una manguera de bombeo, de manera que el material no golpee la armadura o las paredes de la excavación, y no tenga una caída libre de mas de 1.50m.

SUELOS DESMORONABLE o CON PRESENCIA DE AGUA EN NAPAS: Un método muy utilizado es la implementación de lodo bentonítico, una mezcla constituida por bentonita y agua. Cuando es amasado este lodo pierde resistencia, comportándose como un fluido. Sin embargo, vuelve a adquirir esta resistencia una vez que entra en reposo. De esta manera este lodo ubicado en el interior de las excavaciones evita que se produzcan desmoronamientos. Cuando se deja de remover, su viscosidad aumenta y adquiere la resistencia necesaria como para evitar que las paredes de la excavación caigan, o el agua de las napas ingrese a la perforación. 

A medida que se ejecuta la perforación, se inyecta el lodo bentonítico. Una vez concluida la tarea, se ubican las armaduras, y se procede al hormigonado del pilote. El colado de hormigón se realiza desde el fondo del pozo por medio de una cañería que verterá el hormigón. Mientras se llena el pozo con hormigón, la bentonita se ira desplazando hacia arriba hasta llegar a la superficie. Cuando este vertida la totalidad todo el lodo habrá sido desplazado y el pilote estara hormigonado. 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *